Cómo preparar tu campamento

Cómo preparar tu campamento
Cómo preparar tu campamento
10 de Octubre de 2018

El poder explorar y convivir con la naturaleza es un placer del que muchas y pocas personas pueden disfrutar, salir y conocer la belleza que la madre naturaleza nos regala está al alcance de todos, nada nos impide que salgamos y lo hagamos posible. Si tú eres de las personas que no quiere hacerlo porque piensa que es muy complicado o simplemente no has podido planearlo, a continuación te damos algunos consejos que te muestran lo fácil que puede ser.

Encuentra el lugar.

Elige algún centro eco-turístico o parque estatal, ten presente una búsqueda en línea o recomendación de algún amigo o familiar. Encontrar el lugar ideal puede ser una tarea difícil y tardada pero de esto dependerá que tu aventura sea la esperada, ya sea porque tiene instalaciones que te hagan sentir más cómodo o porque el lugar simplemente es maravilloso, tomate el tiempo necesario y analiza detalladamente instalaciones, distancia y costo, además del tiempo que permanecerás en ese lugar.

Hazlo con los amigos correctos.

A muchas personas les gusta “el contacto al 100% con la naturaleza” pero a muchas otras en definitiva ¡no! y extrañan el refrigerador, la cocina, el internet o hasta un baño caliente. Piensa muy bien quien de tus amigos querrá tener una experiencia como la que tienes en mente, así sabrás a quien invitar, ten presente a alguien que tenga experiencia en al menos algo como atar una cuerda hacer una fogata etc. Todos podrán aprender algunos trucos.

Empaca las herramientas adecuadas.

¡Recuerda! más vale prevenir que lamentar. En alguna ocasión ya hemos mencionado sobre qué es lo que debes llevar a tu aventura. Las cosas básicas que debes considerar son: agua, tienda y comida. Sin olvidar que es muy necesario llevar un kit de primeros auxilios, además de encendedores y bengalas. Si te vas a un lugar alejado de la civilización, lleva una radio de emergencia.

 

¡Disfruta! En la medida en que haya buen clima, seguramente disfrutarás de unos malvaviscos y salchichas asadas en la fogata con muy buenos amigos. Es magnífico tener compañía diversa en este tipo de viajes.

Ten en cuenta los lugares para nadar. Si vas a acampar cerca de un lago o río seguramente querrás llevar un traje de baño.

Estar en la naturaleza es maravilloso y divertido. Oblígate a no llevar muchas cosas, deja todo lo que te ate a la rutina ¡Simplemente disfruta del lugar en el que estás mientras tienes oportunidad!

Una buena idea es llevar cartas o juegos de mesa. Puedes jugar en la mesa de picnic durante la tarde o la noche (con una linterna). Así también tienes algo para hacer en caso que llueva y quieras estar en la tienda.

Planifica las comidas. Debes llevar comidas que puedas hacer en el campamento. Es útil si tienes una estufa que esté hecha para viajes de campamento. Las fogatas también funcionan si sabes cómo cocinar a fuego abierto.

Evita los lloriqueos y quejas por falta de “lujos”. No lleves a personas que lloren porque no se puedan maquillar o que extrañe a su mamá, papá, novio o novia.

Sigue las reglas del campamento. Sé razonable con el ruido y no hagas bulla en horas de silencio. Es importante que sigas las indicaciones respecto a la fogata al igual que las demás reglas.

Asegúrate de que haya buen clima. Si el clima no te favorece tal vez sea mejor posponer ese viaje pero si eres de las personas que no se asustan con una lluvia, toma las medidas necesarias, acampar en la lluvia no es muy divertido.

Si nunca has acampado y no estás muy convencido de hacerlo, puedes empezar en tu patio trasero para que veas si te gusta. No sirve de nada ir al campo solo para darte cuenta que no lo vas a disfrutar.

¡Ten cuidado con los animales salvajes! Hagas lo que hagas, no te acerques a ningún animal del lugar de cualquier tipo, sin importar si no se ve peligroso o si se ve dócil. Todo animal salvaje puede tener una enfermedad o atacarte si está asustado. Tampoco creas que los animales pequeños son una excepción ya que nunca sabes cuándo llegará la mamá o el papá.

¡Cuida tu fogata! Hazla fuera y no en zonas cerradas. El lugar debe estar libre de maleza y materiales inflamables.

Si no eres responsable y no tienes cuidado, es posible que te lesiones de gravedad o a algún compañero, no hagas de una gran aventura una mala experiencia.

Por Diego el aventurero
y es.wikihow.com/acampar-en-la-naturaleza

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Nieve en México II
12 de Diciembre de 2018
En este gran país que es México siempre tiene algo que nos sorprende y no por nada ocupa el sexto lugar en...
6 Grandes razones para acampar
08 de Noviembre de 2018
El título de esta publicación se debe a que si la excusa de olvidarte del tiempo encerrado en la oficina,...
Acampando bajo la lluvia
11 de Septiembre de 2018
La aventura bajo el agua puede ser una gran experiencia es obvio que no es lo ideal o no es lo que te imaginas al salir de...
5 Fogatas que debes conocer
10 de Agosto de 2018
Durante un campamento la fogata puede usarse para una infinidad de cosas, como bien puede ser calentar los alimentos,...
Sitio Seguro
Paypal
MasterCard
VISA
BBVA Bancomer
ESTAFETA
OXXO